Diseño de portada: INÉS PRADILLA sobre una Fotografía de JOSÉ MARÍA PÉREZ FERNÁNDEZ

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

jueves, 28 de agosto de 2014

Deshonoris Causa, Nº 39: Un poema de Ricardo Ríos:




POEMA XXX

Perdónenme pies míos,
porque todas las mañanas sean arrestados.

porque estos calcetines sean dos policías custodiando sus dedos.

porque estos zapatos sean sus miserables celdas
entre barrotes de cuero.

porque estos cordones sean las esposas para sus tobillos.

porque estas calles donde andamos sean
los pasillos de un sistema penitenciario.

perdónenme pies míos,
por mi culpa
por mi culpa
por mi gran culpa
en el mundo estamos
para cumplir la sentencia de estas cosas.



Ricardo Ríos en Deshonoris Causa, número 39, abril/junio 2013.


Nota de David González: Y como dice el editorial de Deshonoris Causa: Insultos, vulgareos,            adulaciones, colaboraciones y demás a: deshcausa@yahoo.es 



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.