Dibujo de COVADONGA LÓPEZ CANALES

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

sábado, 30 de agosto de 2014

Carlos Zanón: Yo fui Johnny Thunders:

Esta  novela de Carlos Zanón, Yo fui Johnny Thunders, es un regalo de cumpleaños que llega con un mes y pico de adelanto sobre el horario previsto. Gracias, Lucía.



   Mr. Frankie ha de gestionar bien su nostalgia. Le pone blando e inseguro. Además, joder, esa no es una noche cualquiera. Él es hoy el guitarra amigo de Aquiles, de Corleone, del Padre, el Hijo y El Espíritu Santo. ¿Cuántas veces soño con tocar con los New York Dolls? ¿Eh? ¿Cuántas? Es cierto que esa noche solo lo hará con un drogadicto que se aúpa a cualquier escenario que le pueda pagar la próxima dosis. Pero ese tío es Thunders, hostia. Leyenda. Es él, por el amor de Dios. Por eso y sólo por eso, bromea Francis consigo mismo, después de mear hoy se lavará las manos en señal de respeto.
   Juanito Truenos.
   Menudo desastre.
   Caos, lío, rock`n`roll.
   Divertida verborrea la de esta coca.



Carlos Zanón.  Yo fui Johnny Thunders. RBA Libros, Cuarta edición, abril de 2014.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.