Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

sábado, 12 de julio de 2014

Musa McKim: 2 poemas:


OH, OH

Quiero permanecer con el verano.
Puedes ir y coger la trenca
de tus veinte años con barras y estrellas
y correas con abalorios indios.
Quiero estar con los indios.



    Musa McKim en barco a Panamá.
    Fotografía de Joshua Nefsky y Sarah Wells.


BROOKLYNS

Creí que era un lugar.
Míralo, mucho después, alto en el día.
Parece una casa. Creí que era un poema
mío. Debo haberlo soñado.
Creí que era
acerca de un lugar.

Sólo te afectan
las realidades, no mis amenazas
ni mis temores. Especialmente cuando duermes,
la cabeza sobre la almohada.



Musa McKim en Línea y Poesía.

Traducción de Jon Juaristi.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.