Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

viernes, 25 de julio de 2014

Louise Glück: Imagen en el espejo:




IMAGEN EN EL ESPEJO

Esta noche me vi a mí misma en la ventana oscura
como el vivo retrato de mi padre, cuya vida
transcurrió igual,
pensando en la muerte, excluyendo
otros asuntos sensuales,
de manera que al final fue fácil
renunciar a esa vida, ya que
no contenía nada: ni la voz
de mi madre pudo hacerle
cambiar o arrepentirse
pues su credo era
que si no se puede amar a otro ser humano
no se tiene sitio en este mundo.



Louise Glück en Ararat (2008)

Traducción de Abraham Gragera.


3 comentarios:

  1. Todo amor debería de comenzar por el propio. Sin ese qué difícil todo.

    Poema duro y auténtico, de los que se abren paso a machete por los ojos buscando su lugar en la memoria.

    Un abrazo, David.

    ResponderEliminar
  2. si si terrible y, en muchísimos casos, tristemente cierto

    ResponderEliminar
  3. Comparto vuestras impresiones, Tomás y Miriam. Los dos últimos versos son, creo, muy ciertos. Abrazos fuertes y solidarios a los dos.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.