Diseño de portada: INÉS PRADILLA sobre una Fotografía de JOSÉ MARÍA PÉREZ FERNÁNDEZ

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

jueves, 3 de julio de 2014

Kenneth Fearing: Invitación:



INVITACIÓN

Haremos el amor, cuando los hospitales estén en silencio y el coche
            azul de la policía se detenga para descargar a los detenidos,
Dormiremos, mientras las luces de los reflectores atraviesan el cielo,
Cenaremos, mientras el actor indigente da cordiales apretones de
            manos en un bar de la zona alta,
Estaremos solos, iremos al teatro, nos emborracharemos, tal vez
            muramos, y habrá mil amantes en los techos de los autobuses,
            y ellos encontrarán el suicidio echados en el suelo de una
            habitación amueblada.

Será de día cuando los viajeros sueñen otra vez en parques
            soleados,
Será de noche cuando la heroína de la película sonría una vez más
            con lágrimas perfectas,
De noche cuando el cajero del banco sea chantajeado y el gentío
            refunfuñe en la plaza, de noche cuando una chica pasee con
            la cabeza hacia atrás para vigilar las sombras que la siguen
            por calles oscuras,
Será de noche cuando el juez beba con el vendedor y la novelista
            desnude su alma,
De noche cuando riamos,
Será de noche cuando el terror se convierta en agonía, la agonía en
            terror, el terror en furia, y la furia en deleite,
Será de día cuando olvidemos,
Será de día cuando el aire se vuelva cálido, y leamos las noticias.

Aquí seremos invitados por pies descomunales, caras desoladas,
           risas, ojos astutos, ojos relucientes de amor, labios apretados
           de dolor,
Aquí seremos exhortados por la realidad confundida con el sueño,
Seremos exhortados por el hambre de los vivos, atrapados por los
           incesantes propósitos de millones,
Con los millones sabremos esto, y olvidaremos,
Seremos despertados, haremos el amor, soñaremos, viajermos a
           través de espacios sin fin, y sonreiremos al cruzar
           la habitación.



Kenneth Fearing en Un poco más de Fearing.

Traducción de Jorge Ordaz.



    

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.