Dibujo de COVADONGA LÓPEZ CANALES

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

viernes, 4 de julio de 2014

Katerina Gogu: A veces se abre:




A VECES SE ABRE

A veces se abre muy despacio la puerta y
entras. Llevas un traje blanco blanquísimo
y zapatos de lino. Te inclinas
y pones con cariño 72 dracmas en mi
palma y te vas. Me he quedado en el
sitio donde me dejaste para que me
vuelvas a encontrar. Pero debe haber
pasado mucho tiempo porque mis uñas han
crecido y los amigos me tienen
miedo. Cada día cocino patatas, he
perdido mi imaginación y cuando oigo
"Katerina" me asusto. Creo que debo
chivarme a alguien.
He guardado algunos recortes de periódicos
de alguien que decían que eres
tú. Sé que mienten los periódicos, porque
escribieron que te dispararon a los
pies.
Sé que nunca apuntan a los pies.
En la mente está la meta.
Que te cuides la cabeza, ¿vale?



Katerina Gogu en El último en morir que apague la luz.

Traducción de Juan Carlos Reche.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.