Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

miércoles, 23 de julio de 2014

Inés Toledo: Bella despierta:




BELLA DESPIERTA

Me desperté en un castillo de espectros
yendo y viniendo. Sin beso,
no sé cómo,
abrí los ojos.
Fea y despierta, nada
se parecía al cuento. Excepto el bosque.
Dudé de mi existencia entre los árboles,
pero aún así corrí durante meses
huyendo de mi lecho, de los sueños malditos,
los pies entumecidos, tropezando en las sábanas,
todo fue aliento helado de fantasmas.
Ahora he llegado al fin, y no hay perdices.
Qué más me da si soy una princesa,
si todos los espejos
me saludan de nuevo, encuentro besos
abrigada en la cama,
duermo, despierto, desnudándome el miedo.
Y otra cosa: domino
las ruecas, las agujas,
y el estremecimiento cerval que me produce
saber que hace cien años
yo misma fui la bruja.

Esta es la historia, niños,
sobre la que camino.


Inés Toledo en Poesía Astur de Hoy / Mai Asztúr Költészet (2006).


2 comentarios:

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.