Diseño de portada: INÉS PRADILLA sobre una Fotografía de JOSÉ MARÍA PÉREZ FERNÁNDEZ

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

domingo, 6 de julio de 2014

Estefanía González: Raíz encendida (y 3):


TODOS se ríen de mi amor
por mi mesa de cristal negro,
la que compré ya vieja y gastada.

No ven que la bombilla, redonda,
se hunde en ella como la luna
en un charco.




MI HERMANA no me quería ver
decía que mi charla no era natural
que no hablaba de cosas normales y sin importancia
que la miraba esperando el momento en que una verdadera
conversación comenzase
y ella tenía ganas de hablar de ropa
como las señoras normales que la tranquilizaban
que estaban en su sitio sin querer estar en otro, sin prisa,
solo ahí, quietas
arrugando servilletas con dedos nudosos con anillos
dorados o comiendo algo pequeño


entonces yo fingía alegría e interés por las cosas
materiales
le preguntaba por una falda
y ella gritaba rabiosa, con la boca llena de saliva y
lágrimas en los ojos
¡no te sale!
¡Falsa! ¡No te sale!



Estefanía González. Raíz encendida. Ediciones La Baragaña, 2014. Del prólogo: Juan Gallo. De la ilustración de cubierta: Dolores Sampol. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.