Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

miércoles, 23 de julio de 2014

Ana Lamela Rey: La exhibicionista (2):

Mañana: día 24: 19:30h: Sala Octógono: Avilés: Ana Lamela Rey: La exhibicionista: otro gran poema:



FUE una suerte que me comieras a gajos. Saboreándome. Ahora no podrías
hacerlo. Mis trozos ya no se desentrelazan tan fácilmente como antes.
Tendrías que andar detrás de mí, como las sombras, para entenderme.

Subirme a las dunas de chatarra lo decido sola y no hay razones que te pueda
explicar. Sólo necesidad de mirar desde lo alto el dolor, la soledad, la pena.

Créeme. Tuviste suerte de probar los posos que dejaba en las tazas de los
cafés donde hablábamos de lo que hablábamos mientras una vela iba dejando
gotas de cera derretida y caliente en nuestro futuro.

Estaba escrito. 
                                                     Se mojó.

Ahora es un borrón.
                                                     O  mi nueva vida.
                      





Ana Lamela Rey. La exhibicionista. Ediciones CGP, 2014. Prólogo de Aurelio González Ovies. Ilustraciones de Antonio Navarro.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.