Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

jueves, 26 de junio de 2014

Marina Llorente: Poesía en acción. Poemas críticos en la España Contemporánea:

Marina LLorente Torres, Catedrática de Lengua y Literatura Española en el Departamento de Lenguas y Literaturas Modernas en la Universidad de St. Lawrence en Canton, Nueva York, analiza en este libro, Poesía en acción. Poemas críticos en la España Contemporánea, dividido en cinco artículos o ensayos, los poemas críticos de los autores a los que menciona en el siguiente párrafo de la introducción:


La voz irónica de Maria Eloy-García, la desconsolada de Jorge Riechmann, la rescatadora de la memoria histórica de Isabel Pérez Montalbán, David González y Viviana Paletta coexisten con otras voces poéticas, como las hegemónicas de la "Poesía de la experiencia", y otras muchas que conforman el gran panorama de la última poesía española. No obstante, considero que es en las creaciones de los autores que he seleccionado donde más claramente se presentan los problemas, errores, injusticias y angustias que padece la sociedad española contemporánea, examinados desde la perspectiva del rigor ético. Creo, por último, que el abordaje de esta poesía tan compleja como valiosa requiere un trabajo interdisciplinar que desvele la profundidad de su significado y las posibilidades transformadoras que encarna.





La verdad es que le estoy muy agradecido a Marina Llorente, no solo por analizar de manera brillante mi poesía en este libro, también por la lectura tan certera y expresiva, contundente, que hace de mi poema Historia de España (Nudo). Con este poema y con parte del análisis sobre él de Marina Llorente, finalizo este post:


HISTORIA DE ESPAÑA (NUDO)

Un nudo. Esto, explica la anciana,
fue lo último que hizo mi padre
con sus propias manos. Un nudo.

Piénsalo.

Es lo último que hace ese hombre
con sus propias manos.

No estrecha entre sus brazos
a su madre, a su hermano o a un amigo.
No acuna en ellos a su hija recién nacida.
Tampoco le acaricia las nalgas a su mujer,
ni le acaricia los pezones, los pechos,
las mejillas, el pelo tan siquiera... No,

con ellas, con sus propias manos,
lo último que le permiten hacer a ese hombre
antes de fusilarle
y arrojarlo a una fosa común es

Un nudo, repite la anciana
para las cámaras de televisión
de un canal de historia. Historia
de España: de un tajo,

el entierramuertos cortó el cordel
que el padre de la anciana
se había atado alrededor del tobillo
para responder así a la pregunta
que horas antes le había hecho su mujer:

¿Y cómo vamos a distinguir tu cuerpo
entre todo este montón de cadáveres?

Mientras aparecen los títulos de crédito,
la anciana le da un beso al cordel,
y luego devuelve a su caja de pino
este nudo
que todavía nadie, repito, nadie, se ha molestado
en deshacer.



La lectura de Marina Llorente es la que sigue, bueno, parte de ella:


Ya desde el título del poema, la Historia de España se presenta como protagonista. La palabra "nudo", entre paréntesis en el título y que aparece anafóricamente tres veces a lo largo del poema, lo cierra también y deja al lector con la imagen de un nudo casi gordiano que alguien tiene que desatar. El uso de la forma imperativa "Piénsalo", dirigida a "tú"/lector-a del poema, nos involucra poderosamente al colocarnos en una posición de observadores en primera fila, algo que se agudiza con la imagen de la pantalla de televisión en la que la anciana cuenta su historia. Como cajas chinas, una dentro de otra, se nos presentan estos recuerdos de diferentes momentos históricos que coexisten en el poema dentro del mismo nivel. En primer término, el recuerdo de la madre de la anciana, que pregunta a su esposo antes de morir cómo va reconocer su cadáver entre todos los demás cadáveres. En segundo término, el momento en que la víctima se ata el cordel antes de ser fusilada. En tercer término, la anciana, hija del fusilado, que recuerda para nosotros en la pantalla de la televisión la muerte de su padre. Por último, el recuerdo de la voz hablante que narra el momento en que vio ese programa en la televisión, y el nudo como gran protagonista de la Historia en mayúsculas y los recuerdos de ese momento que la sociedad española prefirió olvidar durante la Transición. Pero con el paso del tiempo las memorias resurgen y salen a flote cuando uno menos se lo espera, y el nudo se muestra más y más apretado, porque nadie ha intentado deshacerlo para no enfrentarse con todas las injusticias de un pasado violento. El mensaje del poema de González resulta claro y directo: los familiares de los fusilados enterrados en fosas comunes durante la Guerra Civil y la posguerra merecen que se reconozca su condición de víctima, y que se exhumen los cadáveres para sea posible identificarlos y enterrarlos dignamente (...)



Marina Llorente. Poesía en acción. Poemas críticos en la España Contemporánea. Ediciones de Baile del Sol, 2014. Diseño de cubierta: Ramón Buzón | UNOCOMA.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.