Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

jueves, 26 de junio de 2014

Donald Justice: Los hombres a los cuarenta:


    Sitio Web de la Imagen


LOS HOMBRES A LOS CUARENTA

Los hombres a los cuarenta
Aprenden a cerrar suavemente
Las puertas de las piezas por donde no
volverán a entrar.

Parados en el rellano de las escaleras, 
Sienten un movimiento debajo de ellos
Como si estuvieran en la cubierta de un barco,
pero mecidos por un suave oleaje.

Y al contemplarse detenidamente en los espejos
Vuelven a descubrir
El rostro de ese niño cuando practicaba en secreto
Cómo hacer el nudo de la corbata de su padre

Y el rostro de su padre
Aún estaba tibio por la misteriosa crema de afeitar.
Pero estos hombres son ahora más padres que hijos
Algo los inunda, algo

Que es como el sonido de los grillos
en el crepúsculo, algo inmenso,
llenando los bosques que están junto a las laderas de las montañas
detrás de sus casas hipotecadas.



Donald Justice en 26 poetas de lengua inglesa del siglo xx.

Traducción de Diana Dunkelberger, Marcelo Rioseco y Armando Roa Vial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.