Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

lunes, 2 de junio de 2014

Ape Rotoma: Mensajes de texto y otros mensajes (2):


RENGLONES CORTITOS

A Luna Lesclauze-Álamo

Mira, Luna,
un buen poema
debe decir
muchas cosas
en renglones muy cortitos
y además debe
dejar espacio en la página
suficiente
y aun de sobra
para todas esas cosas
que no dice.




DENTRO

Esto es una pensión, en la calle Desengaño.
Ayer, sobre las siete de la tarde, estaba
en la habitación de Fernando (número once) con Antonio
(Fernando estaba viendo un partido en el comedor)
y estábamos jugando con el ordenador de Pepito,
que está en la habitación de Fernando,
y fumando el segundo o tercer peta de la tarde.
Mi estufa de butano estaba también allí.
Olía a gas y a costo y a tabaco negro y rubio.
Abrí el balcón y salí al frío, al viento,
a la tarde gris y cruel que pasaba por fuera,
salí a lo que parecía un funeral y se desarrollaba
en la iglesia de enfrente
y salí a un camión
lleno de papel, cartón y otros desechos que pasaba por la calle
(desde el cuarto piso se ven muy bien estas cosas)
y, en mi suave vuelo de hash, sentí frío
y volví a entrar. Cerré
el balcón y regresé al calor,
al olor a gas, costo y tabaco, a jugar con Antonio
usando el ordenador de Pepito
en la habitación de Fernando.



Ape Rotoma. Mensajes de texto y otros mensajes. Editorial Renacimiento, 2014.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.