Dibujo de COVADONGA LÓPEZ CANALES

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

miércoles, 7 de mayo de 2014

Herbert Read: Poeta Anarquista, Antología (1):

Este libro de Herbert Read, poeta anarquista, una antología de su obra poética, es un obsequio de uno de sus editores, al que, desde aquí, doy las gracias. En esta primera entrega te dejo con dos de sus poemas que, desgraciadamente, siguen hoy tan vigentes como cuando fueron escritos:


PUEBLOS DERRUIDOS

Los pueblos están cubiertos
de montones rojos y amarillos de escombros.

Por todas partes
muros interiores
yacen derribados e interrogan al cielo con asombro.

Muros que una vez albergaron
dentro de sus confines cúbicos
un alma que ahora yace dispersa,
en rojos y amarillos
montones de escombros.




LOS REFUGIADOS

Silenciosas figuras cabizbajas
avanzan por la carretera:
viejas mujeres, increíblemente viejas,
y una carretilla de ajuar.

No lloran:
demasiado tristes sus ojos para lágrimas.

Los han adelantado
procesiones de artilleros en retirada,
carros de equipaje y rápidas cabellerías.
Y ellos marchan pensadamente
con la retaguardia de un ejército roto.

Detendremos al enemigo hacia el anochecer
y ellos se moverán
en silencio a oscuras tras nosotros,
sobre el carro chirriante
perturbando su amarga serenidad.



Herbert Read. Poeta anarquista. Antología. Selección y traducción de Yolanda Díaz. Aula Popular José Luis García Rúa, enero de 2014.


   EL AULA POPULAR JOSÉ LUIS GARCÍA RÚA se conformó a finales de 1996 por un grupo de antiguos alumnos, compañeros, discípulos y amigos de José Luís García Rúa.
  Nuestra finalidad desde entonces ha sido la de continuar la pedagogía popular que aprendimos de       José Luis García Rúa en Gesto, en la Academia de la calle Cura Sama, en las tertulias, itinerantes por la persecución policial de la dictadura franquista y, desde entonces, en cualquier ocasión en la que pudimos continuar con ella.
  Dado que los horrores de la Historia, tan lejana del bobalicón progreso en que creen vivir los siervos del Estado y los adoradores del mercado, nos siguen condenando a un eclipse de la razón colectiva, a una nueva edad oscura, los miembros de este colectivo queremos, desde el espíritu que nos transmitió García Rúa, antes que el tiempo y los intereses borren su recuerdo, transmitir los valores que nos enseñó y dotar al pueblo de las herramientas y armas para la crítica de lo cotidiano, como manera de luchar por la transformación social y de preservar territorios de cultura libre, popular y solidaria.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.