Dibujo de COVADONGA LÓPEZ CANALES

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

jueves, 8 de mayo de 2014

Cuadernos del Matemático 51-52 (1): Un poema de María Antonia Ortega:




EL RETRATO DE MIS PADRES JÓVENES, MI DIOS

Mis padres se doblaron
con la luz de la tarde,
plegándose
como las sillas de lona a rayas
del emparrado.

Ah, mis padres eran todavía
demasiado jóvenes y bellos
para resignarse.
Nací de su entusiasmo.

Ahora vuelvo a la casa de mis abuelos,
a la Casa del tiempo:
su latido todavía como un niño
jugando al escondite inglés
en la eternidad,
intercambiando para su álbum de cromos
el paso de las horas
por el compás de unos remos.
La casa de los abuelos es ahora
un arado flotando en el mar.
Después de tanto tiempo,
¿me reconocerán, sabrán quién soy,
ahora que el huerto está abandonado,
y hay en él más pájaros que flores?

Porque no me he reproducido
multiplicándome,
sino diviéndome sin fin, sin fin,
en círculos concéntricos hacia dentro.

No he vuelto a la casa del padre,
sino a la de los abuelos,
más lejos todavía.

Quede mi memoria, abuelos,
aunque sea de forma efímera,
entre las ondas del agua
como una corona de flores
o un ramo de novia deshaciéndose,
y no sobre las huellas del barro seco.

No he dado muerte, no he dado vida, no he dado muerte,
no he transmitido la condición mortal;
pero este camino es también largo
como el de las generaciones,
y se refleja en algunos rostros
como los padres en los hijos.
Escribo poesía,
escribo poesía
porque he salvado así
la vida de mis hijos.


María Antonia Ortega.

Varios Autores. Cuadernos del Matemático 51-52. Cuadernos del Matemático, marzo 2014. Portada: Obra, en proceso, de Antonio López. Sobre fotografía de Paco Rivera, y con permiso del escultor, han ido configurando la portada David Pérez, Ismael García, Patricia Esteban, Pepe Carretero y Paco Rivera, con el visto bueno de Antonio López.


2 comentarios:

  1. Tú lo has dicho, Julio: hermoso poema, sí. Abrazos, fuertes, solidarios.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.