Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

sábado, 17 de mayo de 2014

Adolfo González: La luna en la punta de la lengua (y 2):


CUALQUIERA DE NOSOTROS

En un campo muy verde
hay un hombre tendido
como en el verbo ser.
Por un momento,
se siente como una hierba más
y Dios se le hace manifiesto en todo.




¡CUÁNTO TIEMPO!

Fue pasar del primer verso
al segundo
y ser otro
siendo el mismo.
                           Llevo siglos
por detrás de estas palabras
con el cuco que me sale de la boca y canta
ahora.


Adolfo González. La luna en la punta de la lengua. Editorial Pre-Textos, 1º edición: mayo de 2014. Premio de Poesía Arcipreste de Hita 2013. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.