Dibujo de COVADONGA LÓPEZ CANALES

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

sábado, 19 de abril de 2014

Vicente Drü: 3785 mg (y 2):



CARTWRIGHT

Metilfenidato 18 mg

Yo no quiero ver a los vecinos desnudos,
ni espiar a los políticos cuando estén en el baño,
no quiero robar comida,
ni por capricho,
ni por desgana;
no quiero abrir las cajas de los bancos
y acumular como un pelícano
cadáveres en la boca,
no quiero caminar sobre el agua y hablar solo,
ni corretear en bragas por los teatros,
ni asaltar bibliotecas,
ni llevarme a casa pesadas antigüedades.
No quiero fumar en los hospitales,
ni hacer fotografías de los líquidos petrificados,
ni reírme de la gravedad,
ni tocarte sin permiso,
ni besarte,
ni refregarme en tu pierna
sin una palabra de ánimo a continuar...

Eso está bien cuando eres un niño,
que ve la tele
con la barbilla ensangrentada
y piensa que el cosmos
le pertenece por derecho.

Yo quiero ser visible,
y que me persigan los relojes.


El Trastorno de oposición desafiante implica una pauta recurrente de conducta hostil, negativista y desobediente hacia las figuras que representan autoridad, asociado a desórdenes por falta de atención o ansia de libertad.


Vicente Drü. 3785 mg. Canalla Ediciones, 2014. De la portada: Vicente Drü.

2 comentarios:

  1. Mi desorden de falta de atención no me impide sumergirme en versos como estos. Saludos

    ResponderEliminar
  2. Me alegro, José Luis. Abrazos, fuertes, solidarios.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.