Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

miércoles, 2 de abril de 2014

R. L. Stevenson: La tierra de los campesinos & Lo inolvidable:

LA TIERRA DE LOS CAMPESINOS

Pisamos por donde hubo viejas guerras,
y ahora sólo verdor,
amor y paz en vez
de la sangre y el fuego.

Sonreían los hijos de la espada,
no la empuñaban más;
las mies tienen raíces
en el campo de muerte.



LO INOLVIDABLE

En sueños, desdichado, puedo verte
tal como eras antaño;
las olvidadas prendas en tu mano
ya nada significan.

No volverá el fulgor de la mañana
a ser amor sagrado;
te golpea la luz fría del tiempo
y deja ver tus lágrimas.
Vino y se fue. Tal vez lloraste un poco
y olvidaste después.
Pero el que sonriendo te dejó,
no te ha olvidado nunca.



R. L. Stevenson en Poemas

Traducción de Carlos Pujol.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.