Diseño de portada: INÉS PRADILLA sobre una Fotografía de JOSÉ MARÍA PÉREZ FERNÁNDEZ

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

martes, 15 de abril de 2014

Esteban Gutiérrez Gómez, Baco: Ardimiento (1):

Ya dije en otro post, creo recordar, que es esta una época de cosecha, de vendimia, para muchos escritores a los que admiro y respeto, amigos míos algunos de ellos, que estrenan libro, poemario en el caso de Esteban Gutiérrez Gómez, Baco, con este Ardimiento, su primer poemario de hecho. Y uno, después de leer y releer este poemario, piensa: ojalá que este escritor nos depare más poemarios como este Ardimiento que uno no puede soltar ni del alma ni de las manos una vez ha empezado a leerlo. Cuenta, además, con la garantía de Gsús Bonilla, al prólogo. Y con las ilustraciones de Quino Romero.  Así que te dejo ya, en esta primera entrega, con un par de poemas:


RELOAD (RECARGA)

For Vic

Todo ha acabado,
enmudecen las risas
y las luces se apagan.

Fuera

la noche nos cobija
y no es extraño dejar
que nuestros brazos se entumezcan
bajo el humo de los cigarros.

Es, entonces,
cuando no es necesario el grito
para entender las palabras,
      entonces,
cuando sentimos
que aquella magia de lo vivido,
que aquel robo nocturno a lo cotidiano,
nos da fuerzas
para soportar,

     entonces,
     algunos

        días

        horas

        instantes

más.
     


LUCES

Soy el hombre de las bombillas,
tu futuro queda aquí,
haremos que veas la realidad.
Romperemos las luces.

Suenan las campanas en mi alma,
todo el tiempo,
siempre solo, siempre espero.

Pesado como el pasado,
no hace falta que te repitas.
¿Un amor? ¿una vida?
Lo siento, amor,
pero no lo entiendo.

El dolor no ve el cielo
ni tiembla ante la vida.
No llores, cada día
no es más que un día.

El mundo, tú dices, no siente,
y yo, me pregunto:
¿qué quieres?
¿qué me dices?
Hermano, no me comprendes.

Es tiempo de apasionantes luces
en mi pensamiento.
La voz dijo: está caliente,
la voz dijo: está caliente y te quiere.
Tu ciclo no ha acabado.

Te veré sobre el árbol,
humeante como un pastel,
y te saborearé con pasión.

Fulgurantes colores,

fáciles de ver,

te confortan.



Esteban Gutiérrez Gómez, Baco. Ardimiento. Zoográfico, marzo 2014. Prólogo de Gsús Bonilla. Ilustraciones de Quino Romero.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.