Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

lunes, 14 de abril de 2014

Carmen del Río Bravo (1): 2 poemas:

El otro día, en Valladolid, en el Ateneo Republicano, escuché por primera vez la poesía de Carmen del Río Bravo. Y he de decir que me sorprendió, favorablemente. Así que voy a dedicar un par de post, con dos poemas cada uno, a su poesía, la poesía de Carmen del Río Bravo. Espero que os gusten tanto como a mí:


Yo no quiero ser sirena


Yo no quiero ser sirena.

No quiero perder la voz
para que me separes las piernas.






ACASO USTED PUEDA RECORDAR

Acaso usted pueda recordar
lo que estaba haciendo
la tarde en que no sucedió nada
la tarde que usted no mató a nadie
no violó a una chica
ni irrumpió en un banco
la tarde en que, como mucho,
engañó a una ilusión
o mató el hambre
(mató una ilusión
o engañó al hambre)
Esa sucesión de días iguales
Para vivir los cuáles
uno debería tener coartada.


Carmen del Río Bravo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.