Dibujo de COVADONGA LÓPEZ CANALES

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

domingo, 20 de abril de 2014

Adrián Perez Castillo: La luz del abismo (1):



JÓVENES

Los buenos nos morimos jóvenes,
dejamos el recuerdo de las huellas
forjadas en la vida,
el llanto y el dolor por unos labios
que nunca fueron hierba
nacida por el roce de otros labios.
Siento el profundo abrazo de la noche
que se cierne en las sombras y en el bosque
que susurra lamentos.
Las piedras beben lágrimas
cuando el cuerpo se ausenta, cuando el luto
cubre las sábanas y el melancólico
silencio del vacío dormitorio
yace como estos párpados de sombra
que se cierran al mundo.
Existe un prisionero en mi mirada,
la oscuridad me encierra
a través de la hora más oscura;
todo serán recuerdos,
historias del pasado que se apagan
como una vela.
Los buenos nos morimos jóvenes,
morimos con las luces del invierno
y dejamos la vida
como el silencio de un burdel vacío.



Adrián Perez Castillo. La luz del abismo. Ediciones del 4 de agosto, Colección Planeta Clandestino, agosto 2013. Noticia: Enrique Cabezón. Ilustración: Miguel Ángel García.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.