Dibujo de COVADONGA LÓPEZ CANALES

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

jueves, 6 de marzo de 2014

Rakel Rodríguez: Rabia:

Groenlandia, la editorial digital que dirige la incombustible Ana Patrica Moya, presenta su nuevo libro: Rabia, de Rakel Rodríguez, a quien ya conoces de otros post. En la nota de prensa, se desvela el recorrido poético de Rakel, y cito: "Poeta, narradora, trotamundos. Ha publicado los poemarios De los errores no se aprende, Enseñando los dientes, Puta y atea, El mundo está lleno de moscas, Alguien me dijo que la desesperanza es lo último que se pierde, Sin, El animal que me habita, Made in Hong Kong, Y si no hay viento habrá que remar; autora de los libros de relatos Galería de Monstruos, Ja, Masticando silencio y Personajes que camina por mis sueños."

El también poeta, José Pastor González, escribe en el prólogo: "Una poesía rabiosa [...], radical, que ya en sus títulos es una declaración de principios e intenciones [...] Una poesía dura y luminosa, [...] emocional y visceral, vivencial y creativa, que muestra las uñas y los dientes (unas veces para morder, otras para sacar o regalar una sonrisa)."

La cubierta es de Bárbara López. En el interior, fotografías de Felipe Zapico y Alfonso Vila.

Puedes leerlo o descargarlo de manera totalmente gratuita en las siguientes plataformas de la red:

Rabia (Issuu)

                         Rabia (Scribd

                                                   Rabia (Calaméo)

Debajo de la portada, te dejo con uno de los poemas:



SIN PERDÓN

No busco el perdón, chico,
ni la retahíla de detalles
que conforman el hábito
de una rutina mortífera y fatal
pero tú
si buscas una madre
que te cuide,
una mujer elegante y sonriente
siempre fiel,
lo siento,
pero tengo alma de puta
y soy atea.
Me revientan los sermones.



Rakel Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.