Dibujo de COVADONGA LÓPEZ CANALES

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

sábado, 22 de marzo de 2014

GB, 31 : Antología de la Generación Beat (1):

En esta Antología de la Generación Beat se incluyen pormas de Gregory Corso, Lawrence Ferlinghetti, Allen Ginsberg, Jack Kerouac y Philip Lamantia. De te dejo con un poema de estos dos últimos, empezando por Lamantia:


LAS ISLAS DE ÁFRICA

A Rimbaud

Dos páginas hacia una uva fábula
suspendido el cisne de samnita sangre
imaginando arenas de abrojo cubriendo niebla
Sobre sagrados lagos de fiebre
(pulidas bocas de la rana vegetal
rodando hacia mi venus de hierro)
Yo vierto la cincelada pera
De pie en el humo valles henchidos
(grandes dominios de la luz sin alas
y del fusil de un suculento ángel)
marco las casas de la marchita cera
Campanas de sirena-diente (canto hacia nuestra tumba
la última negación correcta)
espero la llegada de los niños incendiarios
iluminando la brutal luna pefilada

Todo retorcido río tira hacia abajo mi desgarrado cabello
hacia las sacudidas columnas del fantasma de la pirámide
(Chorreante estanque del templo hedor)
y todos los turbios relojes tiran
de prisa su sirena emplumada espadas
(abrigada por los Escombros) hacia la garra
las de dentro de los rasgones del hijo marengaño
El invierno tejido minuto
agita debajo del cubilete de la araña
y las prostitutas de todos los padres
sangran para mi deleite


Philip Lamantia



CORO 127

Nadie conoce el otro lado
   de mi casa,
Mi esquina, en la que nací,
  polvorientas guitarras
de mi pequeña y cansada calle donde
  con mis pequeños pies
Salté y jugué
  con mis hermanas
Y esperé por las tardes las caídas del sol
  llamé a los niños
Y mamá me traía de regreso
  para cenar casi siempre
Susurrantes jugosas y alineadas tortillas
  y frijoles
Ese país de la Miel Pura,
  de Mominu,
Donde viví millares
  de millones
De incalculables
  eones pasados
Cuando blanco y a la vez dichoso
  era también
Centro de un lago de luz.


Jack Kerouac.



Varios Autores. Antología de la Generación Beat. Editorial Letras Vivas, 2003. Selección, traducción y notas de M. R. Barnatán. Portada: Los poetas beat, collage de B. Díaz.


2 comentarios:

  1. El de Kerouac, me parece un poema que pega directamente ahí, en el preciso centro...sencillo y pulcro.
    El otro, el de Lamandia, ufff!!!! , no se puede leer, lo siento,recargado y sin clase.

    ResponderEliminar
  2. De acuerdo en lo de Lamantia, Begoña. Abrazos, fuertes, solidarios.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.