Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

jueves, 13 de febrero de 2014

Begoña Casáñez Clemente: Por un instante:




POR UN INSTANTE

Entre el último edificio y la estación de trenes,

Se extiende un descampado,
Como un retal abandonado al paso de los siglos,
Bordeado de vallas de alambre destensadas y rotas.
Si te acercas a la orilla y miras su hierba
Y respiras su extraño olor a humo,
La ciudad desaparece a tu alrededor
Y vuelve el pueblo de tu infancia,
Las voces olvidadas, la desusada calidez del sol,
Por un instante como ése
Vuelves después al descampado

A hurtadillas,
como un ladrón de aromas y pasado.


Begoña Casáñez Clemente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.