Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

martes, 7 de enero de 2014

La Galería del Caos, 9: Antonio G. Villarán:


Antonio G. Villarán, por Ángel González González


MIS PIES HAN HUNDIDO TIERRAS

Mis pies han hundido tierras,
han estado en ciudades
que yo nunca pisé.
Mis pies son automátas
cuando algo en mi cabeza
no anda bien.
Mis pies han dado patadas
y también recibieron pisotones
por venganzas que nunca protagonicé.
A mis pies les gustan las caricias,
enredarse entre tus dedos
cuando se apaga la luz.
Mis pies calzan botas
cosidas con pieles de pasiones pretéritas,
casi nunca andan descalzos
para no pincharse en un descuido
-los cristales y las lágrimas
las carga el pasado-.
Yo tengo un pié de repuesto
que uso en las lúgubres oficinas,
las guillotinas que buscaron mis dedos
acabaron oxidándose.
Mis pies pisaron cuellos
cuando se pusieron a tiro,
y no dudan en chutar a las pelotas
de los que tienen raíces
en lugar de ruedas.
Mis pies no sufren por el camino
que les queda,
ellos siempre tranquilos
soportan mis transparentes desilusiones
y siempre duermen
a pierna suelta.


Antonio G. Villarán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.