Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

miércoles, 15 de enero de 2014

1 poema de Teresa Naranjo Pérez:

Hace unos días, Zapi (gracias), me envió por correo electrónico este poema de Teresa Naranjo Pérez que, como me ha gustado mucho, comparto a mi vez contigo:


[DECLARO CAMPO DE BATALLA]

Declaro campo de batalla
todos los lugares donde ya
no existo.
Donde quiera que esté ahora
trazaré un mapa con las coordenadas exactas
donde dirigir los ataques,
quiero derrocar los escaparates,
las bolsas de perfumes,
todas las casas de dior
y poner las cruces boca abajo,
lanzaré una ofensiva contra
todo lo que respira
y sin embargo está muerto.
Declaro, desde este exilio
la guerra a lo inútil
guardado en cajones,
a la vajilla y cristalería
de los domingos,
a los regalos con que os compró el banco.
No tendré piedad
con el espumillón
ni con los restos
que preferisteis tirar.

Desde aquí veo como algunos
os acercáis,
a otros,
creo que ya no os veré
nunca más.

Teresa Naranjo Pérez.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.