Dibujo de COVADONGA LÓPEZ CANALES

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

martes, 17 de diciembre de 2013

José Ángel Barrueco: Los viajeros de la noche (y 2):

PLENITUD

camino de portugal

en la carretera

mi primo conduce

atrás, ellas duermen

atrás, ellas resplandecen

y afuera luce el sol.

también en mi pecho.




ATERRIZAJE / LANDING

señores pasajeros,
dentro de unos minutos
aterrizaremos en el aeropuerto
por favor, comprueben que su cinturón
de seguridad está abrochado…

volvemos a casa
la casa es la tierra
es huir del cielo
no quiero seguir
acá, entre nubes

siento cómo vuelven
los sudores y el temblor
pero vienen sin fuerza
porque noto la proximidad
del suelo, de la arena

dejaré de estar pronto en el aire
junto a las aves y los sueños que
mueren arrastrados por el viento

dejaré de tener miedo y vértigo
aterrizar es un alivio,
es como relajarse
después de un orgasmo

la aventura termina
los pensamientos fúnebres
se agotan, se deshilachan

la ciudad está allá abajo
lista para recibirnos,
llena de hijos de perra,
de enemigos y de perturbados

volvemos 
desde los cielos
para regresar al reino brutal
de los hombres y las bestias

M. aprieta mi mano,
me apacigua y pienso:

si he de morir, que sea en sus brazos.


José Ángel Barrueco. Los viajeros de la noche. Editorial Origami, mayo, 2013. Prólogo de Vicente Muñoz Álvarez. Fotografía portada: Julia D. Velázquez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.