Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

lunes, 16 de diciembre de 2013

Jimmy Santiago Baca: Poemas selectos (y 2):

HOMBRE PEQUEÑO

Esta mañana visité a De Leon.
Un hombre pequeño derrumbado en sábanas sucias
Sobre un colchón rasgado.
Me senté al pie de su cama. Él me contó
Historias de los muchos hombres que había visto muertos
En las calles. Me preguntó:
¿Has visto a uno morirse?
Voy a cambiar mi vida dijo.
Vi sus muletas en un rincón.
Cuando saí de su habitación, bajé la escalera.
Ya era de noche. El cielo no abriría,
Aunque estaba forrado con una voz,
Y yo con tantas preguntas.




TE OFREZCO ESTE POEMA

Te ofrezco este poema,
pues no tengo otra cosa que dar.
Guárdalo como un abrigo caliente
cuando llegue el invierno a cubrirte,
o como un par de calcetas gruesas
a través de las cuales el frío no puede morder,

                           te amo,

no tengo otra cosa que darte,
entonces es una olla llena de maíz amarillo
para calentar tu barriga en el invierno,
es una bufanda para tu cabeza, para usar
sobre tu pelo, para ajustar en torno a tu cara,

                           te amo,

Guárdalo, atesóralo como
si estuvieras perdida, buscando orientación,
en el páramo en que se convierte la vida cuando madura;
y en la esquina de tu cajón,
guardado como una cabaña o choza
entre árboles densos, llama a mi puerta,
y yo contestaré, te daré indicaciones,
y te dejaré calentarte junto a esta lumbre,
descansar junto a esta lumbre, y te haré sentir segura,

                         te amo,

es todo lo que tengo para dar,
y todo lo que uno necesita para vivir,
y seguir viviendo por dentro,
cuando al mundo afuera
ya no le importe si vives o muertes;
recuerda, 
                        te amo.


Jimmy Santiago Baca. Poemas selectos. New Directions Books, 2009. Introduction: Ilan Stavans. Spanish translations: Tomás H. Lucero and Liz Fania Werner. Cover design: Ann Weinstock. Cover photography: Dill Pixels.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.