Dibujo de COVADONGA LÓPEZ CANALES

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

domingo, 22 de diciembre de 2013

Felipe Zapico Alonso: El ladrón de peras (y 2):

VIVOS MURIENTES

Arrastran sus zapatillas
bajo el peso del trankimacín
y otras sustancias sosegantes
idiotizantes.
Aunque sonríen tontamente
aún asoma su parte más salvaje
aquella de aquellos años
aquella de aquellos tiempos
en los que fueron los reyes
no del mambo
sino del tinglado.
Fueron los dueños de las noches
y también de los días.
Fueron temor y muerte
asaltos y trincheras tras las rejas.
Fueron quienes no perdonaban
dictaminaban
daban la muerte o la vida.
Y hoy míralos pasar, los pocos que aún viven
como vivos murientes
tan despacio
tan irreales
tan indefensos
aunque un colmillo retorcido asome tras sus labios
de vivos murientes.


EL ENEMIGO

He conocido al enemigo
mientras yo tomaba un nº 3
ellos tragaban bocadillos
a dentelladas manifiestas
engullían sin 
pausa
ni perdón.
Lo peor llegó cuando tuvieron
sus bocas vacías
y empezaron
a engullir obreros
a
lanzar dentelladas
a la huelga
a todos los trabajadores
a los funcionarios por supuesto
a todo lo que se movía.
Después recogieron La Gaceta de la mesa
se abrazaron en el parking
y montaron en sus todos terrenos
atestados de esquís
y se fueron dispuestos
a despedir
a finiquitar
a ERErizar
a machacar
a
cuantos obreros
apareciesen ante ellos
el lunes.
Sentí enormemente carecer de un buen
kalashnikov a mano.

Pero me he quedado con sus caras.


Felipe Zapico Alonso. El ladrón de peras. Editorial Origami, Primera edición: febrero 2013, Segunda Edición: mayo 2013. Prólogo por Gsús Bonilla. Fotografía portada: Julia D. Velázquez. Fotografía solapa: JR Vega.



4 comentarios:

  1. Ese podría ser uno de los adjetivos, sí.

    ResponderEliminar
  2. Si, soy muy curioso.
    Gracias hermano.

    ResponderEliminar
  3. Una cualidad esencial, la curiosidad, en la poesía, Zapi, hermano. Abrazos, fuertes, solidarios.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.