Dibujo de COVADONGA LÓPEZ CANALES

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

viernes, 20 de diciembre de 2013

Ángel Fernández Fernández: Todo lo que sé del viento (1):

Tras la edición de Las lágrimas del Pato Donald, en 2012, Ángel Fernández Fernández nos ofrece con Todo lo que sé del viento una nueva entrega de su poesía cercana y directa. Humana. Precisa. De la que en este primer post te dejo con una muestra, dos poemas:


EL BAUTIZO DE LA REALIDAD

La llamo realidad porque pretendo
que el sueño tome forma y vivifique
mis alas moribundas.

Por si acaso, utilizo muchos nombres.
De mujeres, de hombres,
de criaturas extrañas que sé
viven en mí.

¿Me escuchas?

He aprendido el idioma de los pájaros,
me he acercado a la noche y he entendido
su trémulo susurro.

Te llamo verdad.

Porque no creo
que los sueños se cumplan.




CUANDO ERA

Cuando era mujer
las trenzas me llegaban hasta el suelo
(y solo funcionaban como escobas).

Como paloma me mataron tres veces
(a pesar de la paz).

Ahora estoy aquí.
Soy el niño que llora.

Se ha acercado un señor
para darme el balón
con el que rompí el cristal.


Ángel Fernández Fernández. Todo lo que sé del viento. Editorial Origami, septiembre, 2013. Fotografía portada: Julia D. Velázquez.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.