Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

martes, 3 de diciembre de 2013

Adriana Schlittler Kausch: Parches (y 2):

[ME TAPARON UN OJO]

Me taparon un ojo

Un parche blanco

Una parte del mundo estaba
oscura
La otra
se encendía demasiado

Me hicieron colorear de rojo
todas las vocales abiertas
de mis tebeos predilectos

Manchas rojas en papel
y en el rostro
una mancha blanca

como un presagio




[HACÍAMOS DAÑO A COSAS y BICHOS]

Hacíamos daño a cosas y bichos
terrestres o no
con los musgos fragmentándose en la piedra

porque no sabíamos

Una memoria se repetía en tiempos futuros
y tirábamos globos de agua
con nuestros líquidos internos

No sabíamos deshojar la impaciencia
o la labor de igualar números impares
Rompíamos el cristal de la obediencia
llevando en el pecho
una respuesta azul miedo

Pasaban
los días y las noches
Cada tarde se iba despacio
y nosotros
ignorantes de tantas cosas
haciendo tanto daño


Adriana Schlittler Kausch. Parches. Editorial Origami, abril 2013. Prólogo de José Daniel García. Fotografía portada e ilustraciones: Eloisa Ramos. Fotografía solapa: Pedro Sinley.


   Ilustración de Eloisa Ramos


2 comentarios:

  1. Y que lo digas. Cierto. Muy interesante. No hay que perderle la pista. Abrazos, fuertes, solidarios.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.