Diseño de portada: INÉS PRADILLA sobre una Fotografía de JOSÉ MARÍA PÉREZ FERNÁNDEZ

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

martes, 31 de diciembre de 2013

2013: 2014:

Bueno. Esto se acaba. Supongo que, a estas alturas de mi vida, y en estos tiempos de miseria y de vergüenza que corren, lo mejor que se puede desear para el 2014 es seguir vivo para poder contarlo. Todo lo demás, creo, es puro refalfiu. Sin embargo, por malo que sea un año, o nos los parezca a nosotros, siempre hay momentos dichosos, felices. Yo los resumo en dos fotografías, del día de Nochebuena. En la primera aparezco con mi sobrina Claudia (dos años y medio) y en la otra con mi madre, Berta (Libertad), a la que tanto le debo, y no solo la vida. Por lo demás, como no se me ocurre nada más que decir, te dejo con un poemita de mi último libro con el que te deseo un 2014 en el que se hagan realidad tus sueños, si todavía te queda alguno.

Claudia y David. Fotografía de Begoña Casáñez Clemente.


Mi madre y yo. Fotografía de Claudia Castañón (ayudada por Begoña Casáñez Clemente).


LO QUE IMPORTA

no importa
que nadie llore
tu muerte:

importa esto:

que la vida
te sonría:


El Árbol de la sidra (fotografía de Begoña Casáñez Clemente)

2 comentarios:

  1. Certero poema. Directo al corazón de la vida.
    Feliz Año Nuevo!!
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Ohma. Feliz Año 2014 para ti y los tuyos. Abrazos, fuertes y solidarios.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.