Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

sábado, 9 de noviembre de 2013

Martín Rodríguez-Gaona: Madrid, línea circular (y 2):

SOBRE VIZNAR Y OTRAS CANCIONES DE LA GUERRA CIVIL

Desde la ventana, el sol
                                     directo y franco,
le apuntaba al centro de los ojos.

Fue una mañana de agosto, meses antes
              de la operación,
cuando, bebiendo un vermouth en la cocina
discutíamos de lo divino y lo humano.
De pronto -entre el pescado fresco
y una solitaria ensalada de primero-
me habló en voz alta, y usó -sabiduría
               de ajos y aceite virgen-
su mejor sonrisa cómplice, la que tenía reservada
para precisar errores.

No son muchos, me dijo, los que se atreven
               a pedir perdón
y por lo mismo, nunca esperes que te disculpen
               de nada.
Lo que no se habla no sucede.
Hay palabras que son difíciles
en todos los idiomas.




QUINCE MINUTOS ANTES DE QUE NUESTRA 
AUSENCIA SEA PÚBLICA

Y sí, son sin duda otros
aquellos señalados para implementar
          los cambios
y las acciones necesarias,
pero qué difícil será la jornada
sin tu mirada que limpia, cura
y todo lo ennoblece.

La luz se abre paso, desciende, cumple
su pacto inmemorial con la ciudad dormida.

Si un verano cualquiera
llamaras y dijeras que tu casa está vacía
saldría a la calle apresurado y seguro
de que para siempre en plazas
           y bares
habrán dejado de tener sentido
palabras como sospecha y madrugada,
silencio o nube.


Martín Rodríguez-Gaona. Madrid, línea circular. Oficina de Arte y Ediciones, 2013. De los dibujos: Jacobo Pérez-Enciso.


2 comentarios:

  1. Mi querido David por fin puedo comunicarme contigo despues de tanto tiempo, he leido la cabecera del blog y supe de ti por los amigos de voces en Madrid. Espero que estes muy bien y me alegro muchísimo de tu nuevo blog al que, a no dudar, esteré atento. Un fraternal y hermanado abrazo, Antonio. antonio.mf@telefonica.net

    ResponderEliminar
  2. Querido Antonio: La verdad es que esperaba verte en Madrid. Le pregunté a Matías y me comentó lo que te pasaba. Espero que todo haya mejorado. Y bueno, sí: de momento, estoy bastante bien, de nuevo por aquí. Te anoto mi mail: daviddesanandres@hotmail.com
    Tu hermano, David González, con un abrazo fuerte y solidario.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.