Dibujo de COVADONGA LÓPEZ CANALES

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

martes, 5 de noviembre de 2013

1 poema de Felipe Zapico Alonso: Grisú S. A.:

La semana pasada, Felipe Zapico Alonso, en una jam de poesía que tuvo lugar en "El dinosaurio todavía estaba allí", en Madrid, recitó un poema dedicado a la memoria de los 6 mineros que fallecieron  hace unos días en León. Ese poema, estremecedor, lo puedes leer debajo de la fotografía, enorme fotografía de la gran Julia D. Velázquez:



GRISÚ S. A,

Siempre supe
que el lado más salvaje
de la vida
y de la muerte también
estaba en lugares muy cercanos
a las minas
y
sus entornos de vicio y perdición.
Hoy el grisú de una sociedad anónima
ha matado
a seis mineros
de repente
sin alarmas
sin canarios
en el pozo
bautizado con el nombre
de un patriarca
de la explotación del hombre
por otros pocos hombres
y mujeres
desde sus despachos
sus consejos de administración
sus ministerios.
Aunque estos mineros hayan muerto en acto de
servicio
nadie impondrá medallas
sobre sus féretros
abrazarán presurosos y como sin querer
a las viudas
a los huérfanos
a las madres
y
mañana nadie lamentará
tanta muerte
tanta desolación
tanto abandono
allá abajo
donde todo está oscuro
y vacío
donde han quedado
los sueños
las ilusiones
el jornal
de seis mineros
seis trabajadores
seis paisanos.
Roberto
José Luis
Carlos
Manuel
Antonio
Orlando
no
los olvides
no 
los olvides
nunca los olvides.


Felipe Zapico Alonso

2 comentarios:

  1. Gracias Bro, con la emoción entre las entretelas y la garganta rota.

    Zapi

    ResponderEliminar
  2. A ti, Zapi, las gracias: por el poema y por cómo lo recitaste el otro día. Abrazos, fuertes y solidarios.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.