Fotografía de CÉSAR TAMARGO

La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Desafié a los ricos, o más bien, dado que ellos son como son, a quienes los admiran. He luchado para sacar la cabeza del fango sin presentir jamás cómo al final sería derrotado. Si el poema fallaba estaba perdido:

William Carlos Williams.
Yo nunca he soñado, excepto con ustedes
para atracaros o mataros:

Denis Vanier

jueves, 31 de octubre de 2013

Pearl Jam: Lightning Bolt:

Para concentrarme en la escritura, necesito escuchar música. De hecho, tanto si escribo como si no, escucho música a todas horas. La descargo, legalmente, de iTunes. Estamos en esos tiempos, como ya sabes, en los que ya no poseemos, física y tangiblemente, algunos de los productos que compramos, léanse discos, libros, películas, etcétera... Pero es lo que hay, y lo que seguirá habiendo... A lo que iba:  estos días, mientras escribo sobre todo, escucho, sin parar, de la mañana a la noche, el último álbum de Pearl Jam: Lightning Bolt. Son muy grandes estos tíos. Mucho. Además me caen muy bien ya que, en su día, en la cumbre de su éxito por así decir, tuvieron los cojones de enfrentarse a una poderosa empresa de venta de entradas, como consecuencia de los altos precios que les costaban a sus fans las entradas para verlos en concierto. Ese enfrentamiento les costó que algunos de sus discos pasaran sin pena ni gloria. Pero resistieron. Y aquí están, sonando mejor que nunca. 




La canción que la primera vez que escuché el disco entero más me gustó fue Sirens, de la que encontré este vídeo en Youtube:



2 comentarios:

  1. Grandes e incombustibles, amigo...días de escritura con la misma banda sonora...crossroads

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.