Fotografía by ANAH DI MENÉNDEZ
La de David González es una causa perdida -y por eso mismo más noble- contra mil años de cuentos de hadas:

Ainhoa Sáenz de Zaitegui.
Necesitáis personas como yo... Necesitáis personas como yo para señalarlas con el dedo y decir: Ese es el malo... Y eso, ¿en qué os convierte a vosotros? ¿En los buenos?... No sois buenos... Simplemente sabéis esconderos. Sabéis mentir... Yo no tengo ese problema. Yo siempre digo la verdad, incluso cuando miento:

Tony Montana
Cómo ha cambiado irremediablemente mi vida. Siempre es el último día de verano y me he quedado fuera en el frío sin una puerta para volver a entrar. A lo largo de mi vida he dejado pedazos de corazón aquí y allí y ahora apenas me queda el suficiente para seguir viviendo. Pero fuerzo una sonrisa, sabiendo que mi talento sobrepasaba con mucho mi ambición. Ya
no hay caballos blancos ni mujeres guapas en mi puerta:

Georges Jung

miércoles, 24 de agosto de 2016

María Sotomayor: La paciencia de los árboles (2):








Volveremos a estar juntas
para hablar de nuevo con estas voces nuestras
de carne y estómago
y no con los demonios de tus noches
de esas noches tuyas de pájaros en las caderas

cuando volvamos                nosotras
a estar juntas y prender el verde
y el fuego para calentar la leche
y a oscuras sentarnos para toquetearnos los bordes
para ser negras, para beber de las manos
como insectos salvajes de nuestro lado más temible

alzaremos el cuello para contar los aros
en ese instante sublime
de olvidar la palabra que utilizaron para nombrarnos



María Sotomayor. La paciencia de los árboles. letour1987, 2ª edición, marzo 2016.


Poesía Nórdica (82): Werner Aspenström (y 2):




Sitio Web de la Imagen



AMOR

Ella se preguntaba si podía acariciar al difunto.
La enfermera le dijo que sí que podía.
¿No se envenenaba una de cadáver?
No, no se envenenaba.
Habían estado viendo una reposición en la tele,
él había tratado de hacer una profunda aspiración
y entonces había... ocurrido.
Lo ideal sería que nos fuésemos juntos, los dos,
habían dicho muchas veces.
Ahora quedaba allí sola
como una rebanada de pan olvidada en el tostador.
Usted, enfermera, ¿me entiende?
La entiendo.
¿Tal vez podría lavarme la mano después?
Claro que podría.
Pero no es necesario ¿verdad?
No, no es necesario.
Entonces voy a acariciarlo, sí, al difunto.



Werner Aspenström. 

Varios Autores. Afinidades afectivas. Libros del Innombrable, 2002.

Traducción de Francisco J. Uriz.




martes, 23 de agosto de 2016

Contra. Poesía ante la represión (5): Siobhan Mac Mahon:







QUIÉN RECORDARÁ

Si nuestras vidas se colapsan
de trastos obligatorios
de ruido implacable que reza
al ídolo del consumo,
¿cómo podremos oír
el Aliento Sagrado que nos cruza en silencio?

Y si el aire se coagula
con veneno corrosivo
que agujerea hasta la falda de los cielos,
¿cómo respirarán nuestros niños?

Y si derribamos vigorosos árboles
desgarrando sus almas,
suicidando nuestra conexión.
¿cómo escucharemos
el canto del viento
en sus brazos ancianos?
¿Quién nos sujetará las raíces
a nuestra tierra?

Y si enviamos a nuestros hombres a la guerra
armándolos de odio inflamatorio
pateando con nuestras ruines botas
el templo santo
del dios de otros hombres.
¿quiénes engendrarán nuestras criaturas
y les hablarán de amor?

Y si violamos a nuestras mujeres,
usurpando la belleza salvaje
de sus almas,
¿quién nos llevará a la luna final
del gozo sereno
que alumbra cuerpos que tiemblan?

Y si amputamos bailarines,
cegamos visionarios
y encarcelamos poetas,
acallando su cantar descamisado
y domando su dulce éxtasis,
¿quién nos recordará
en camino de vuelta al Origen?

¿Quién nos recordará
el camino de vuelta al Origen?



Siobjan Mac Mahon.

Varios Autores. Contra. Poesía ante la represión. Coordinadora Anti Represión Región de Murcia, 2016. 

Traducción de Antonio Martínez Arboleda.


Poesía Nórdica (81): Werner Aspenström (1):






Sitio Web de la Imagen



EL LIBERADOR VIVE

En el sitio libre que ha dejado el Padre
hay aparcado un Mercedes.
El vacío de la Madre en la cocina
lo ocupa un congelador.
Sillones giratorios sustituyen
a Hermanos y Hermanas.
La moqueta:
Hierba.
La luz de la lámpara de lectura ilumina
más adecuadamente que la del Sol.
A voz en grito la Radio acalla las voces.
La televisión muestra imágenes del Mundo.

Por fin libre.
Tu ombligo es una herida cicatrizada.



Werner Aspenström.

Varios Autores. Poesía Nórdica. Ediciones de la Torre, 1999.

Traducción de Francisco J. Uriz.




lunes, 22 de agosto de 2016

María Sotomayor: La paciencia de los árboles (1):




Tienes el sabor de los ojos cuando se cierran
un viento tranquilo en las manos
que habla todavía de niñas grandes
masticando los tallos y sonrojando la flor






Yo sabía antes de nacer
que en tu casa
el verde tenía que verse nítido
aunque lo cambie todo de sitio

el verde, los campos enteros
y desde arriba
donde la cama balbucea los nombres
me acuesto contigo
dibujándote coronas en las pestañas
mi cara enfadada sentada frente a la iglesia
para repetir tu nombre en voz alta
una vez, dos, tres veces
en voz alta y con todas las voces de la tierra

hasta que el verde regresa y nos empuja
a recordarnos en el árbol que nos crece
de puntillas y en el recodo de las rodillas



María Sotomayor. La paciencia de los árboles. letour1987, 2ª edición, marzo 2016. Epílogo: Luna Miguel. Imágenes: Dara Scully. Diseño: Marcus Versus.

domingo, 21 de agosto de 2016

Poesía Nórdica (80): Maria Wine (y 2):








Impotente es el hombre
condenado de antemano
y sin embargo tiene que recorrer su vida
y elegir su camino
elegir entre la profundidad insondable de la oscuridad
y el espacio incomensurable de la luz:
la oscuridad que nos atrae con su aniquilamiento
la luz que nos hiere con su verdad
Impotente es el hombre frente al hombre
crucificado por las posibilidades de las encrucijadas
se detiene
Con la guadaña de la duda en la mano
no mato lo malo
ni abre camino
hacia la luz
¡La duda es la maldición del hombre!



María Wine.

Varios Autores. Afinidades efectivas. Libros del Innombrable, 2002.

Traducción de Francisco J. Uriz.


sábado, 20 de agosto de 2016

Contra. Poesía ante la represión (3): Marcos Ana:







HABLARÉ POR VOSOTROS

Hablaré por vosotros.
Excavaré con mi palabra hasta encontraros
en las sangrantes raíces sumergidas
de vuestros corazones enterrados.
Hablaré por vosotros.
Reconstruiré la voz de vuestros labios,
su semilla final, la de aquel grito
constelado de estrellas y balazos.
Hablaré por vosotros.
Y extenderé el secreto que os dejaron
en la oquedad terrible de los ojos
la voz estremecida de los astros.
Hablaré por vosotros.
Jamás olvidaré aquellas madrugadas,
los últimos abrazos, las gargantas
de vuestra dignidad amordazadas.



Marcos Ana.

Varios Autores. Contra. Poesía ante la represión. Coordinadora Anti Represión Región de Murcia, 2016.